martes, 5 de agosto de 2008

Diccionario Secreto I, Camilo José Cela


Diccionario Secreto I, Camilo José Cela, Ediciones Alfaguara, Barcelona, España, 1a. Edición, 1968.

Obra inconclusa, escrita por el novelista y literato español Camilo José Cela en la que se analizan rigurosamente desde un punto de vista lingūístico y literario, los orígenes, el uso y los significados de palabras consideradas por algunos como "malsonantes". Aunque el autor intentó hacer un extenso diccionario de todas las palabras así consideradas, sólo pudo hacer tres volúmenes del diccionario: "Serie Pis- y afines" sobre los nombres del pene, "Serie Coleo- y afines" sobre los testículos y "Voces relacionadas" donde trata de incluir otras palabras. Posteriormente, preparó un llamado "Diccionario del erotismo" donde resumió parte de lo contenido en los volúmenes publicados de la primera obra, junto con otras notas de carácter sexual. Es el intento más logrado en lengua española. Obra imprescindible para consultar términos en desuso o con significaciones poco conocidas, que están incluidas en obras desde el siglo XVI hasta nuestros días.


COJÓN Del lat. cõlĕus, a través del lat. vulg. cõlĕo, -õnis.

1. Glándula genital del macho que, en el individuo bien constituido, se presenta formando par.

En el folk, aparece con frecuencia; he aquí algunas letrillas casts. del s. XIX, quizá de finales del XVIII.

Los cojones del cura
de Almendralejo,
le pesan veinte arrobas
sin el pellejo.

Los cojones del cura
de Argamasilla,
que al andar le sonaban
a calderilla.

o bien:

que los usa el monago
de campanilla.

Los cojones del cura
de San Segundo
que no los hay iguales
en todo el mundo.

Los cojones del cura
de Tarancón,
que abulta cada uno
como un melón.

Los cojones del cura
de Valdemoro
que los cuida su dueño
como un tesoro.

Los cojones del cura
de Villalpando,
los llevan cuatro bueyes
y van sudando.

Al cura de Villarejo
de Salvanés,
le llegan los cojones
hasta los pies.

El cura de Morata de Tajuña
se rasca los cojones con la uña,
pero en cambio el de Arganda
se pisa los cojones cuando anda.
¡Rediós, y que locuras
hacen con los cojones estos curas!

No hay comentarios: